Las claves para avanzar en redes de sustentabilidad y carbono neutralidad

Por Gerardo Ojeda Rojas, director de Administración e Infraestructura Universidad Católica del Maule

La Universidad Católica del Maule (UCM) cuenta con Planes Maestros Integrales de Infraestructura desde el año 2017, donde se establece, que todos los nuevos edificios deberán contar con certificación en sustentabilidad, donde la prioridad la tiene CES. La escogimos, porque está basada en las condiciones climáticas locales, porque prioriza el buen comportamiento pasivo del edificio, porque asegura las condiciones idóneas para el quehacer institucional y porque nos permite cumplir con nuestras propias exigencias plasmadas en el Plan de Crecimiento Sustentable (PCS). CES nos ha permitido contar con más y mejores métricas de control de calidad de lo que edificamos para nuestra comunidad universitaria, considerando que la OGUC no incluye temas de eficiencia energética, calidad ambiental interior y sustentabilidad para edificios de uso público. CES nos ayuda, además, a contribuir con el Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) que ya está vigente en Talca y en Curicó, como también adelantarnos a la recién aprobada la Ley de Eficiencia Energética, que obligará al etiquetado energético de los edificios nuevos clasificados como equipamiento, que corresponde al 100% de lo que estamos edificando en nuestros campus. Finalmente, sabemos que haber incluido CES en nuestros edificios, será clave para incorporarnos a redes internacionales de sustentabilidad en universidades, algo en lo que estamos trabajando y que esperamos activar en el mediano plazo.

La Dirección de Administración e Infraestructura (DAI) es la encargada de elaborar, mantener y actualizar el Plan Maestro Integral de cada campus. El PCS abarca múltiples acciones, hitos y tareas como contar con edificios más sustentables, alimentación saludable en nuestros casinos, movilidad más sustentable de nuestros usuarios, reforzamiento de la biodiversidad en nuestras áreas verdes y varios otros que son coherentes, por ejemplo, con la Carbono Neutralidad de todos nuestros campus, por lo que incluir certificación CES y el Sello Plus Operación en etapas tempranas, nos ayuda enormemente para alcanzar esa meta.

Actualmente, la UCM cuenta con 2 edificios con Certificación CES los que lograron además el Sello Plus Operación, fuimos pioneros a nivel nacional en lograr esta distinción, lo que me llena de orgullo. Por otra parte, tenemos 4 proyectos que pronto ingresaremos a CES, lo que nos permitirá posicionarnos como una universidad referente en sustentabilidad en el amplio sentido de la palabra, lo que se relaciona de muy buena forma con nuestra vocación de servicio, con nuestra visión cristiana del mundo y con entregar calidad a nuestra comunidad universitaria, en especial a nuestros estudiantes y por supuesto, a las ciudades de Talca y Curicó de las cuales somos parte. 

Todo lo descrito no sería posible sin el lineamiento y constante apoyo de parte de las autoridades de la institución, como también del arduo trabajo de mi equipo directo y asesores externos, quienes día a día dan lo mejor que tienen y hacen posible alcanzar estos logros. A todos ellos, les doy mi más sincero agradecimiento.

Edificio Aulas y Facultades de la UCM, pioneros en Sello CES “Plus Operación”

La Universidad Católica del Maule está marcando la diferencia en sustentabilidad, no solo en infraestructura, sino también en operaciones y mantenimiento.

Para garantizar que sus espacios sean adecuados, sustentables y confortables para la comunidad, la Universidad Católica del Maule (UCM) recurrió a la Certificación Edificio Sustentable (CES), que permite evaluar, calificar y certificar el comportamiento ambiental de edificios de uso público en Chile, tanto nuevos como existentes. El trabajo de la Dirección de Administración e Infraestructura y la asesoría de Mauricio Ramírez de 88 Limitada han dado tan buenos frutos que, hoy, el Edificio de Aulas y Facultades de la UCM es el primero a nivel nacional en obtener el sello CES “Plus Operación”.

 El plan maestro integral de la institución considera un plan de operación y mantención que llena de orgullo a la comunidad. “Todos estos esfuerzos, sólo buscan generar espacios propicios para la enseñanza y aprendizaje y así poder aportar a la región y al país con profesionales formados al más alto nivel de calidad”, afirma Gerardo Ojeda, director de Administración e Infraestructura de la UCM.

 En 88 Limitada le propusieron a la universidad certificarse con el sello “Plus Operación”, ya que, además de enriquecer toda la gestión de los activos, actúa como una tercera parte, para que la operación y el mantenimiento, efectivamente, se haga bajo un estándar de alta calidad. “Los edificios están alojados en las gerencias o en este caso en la vicerrectoría económica y a los ingenieros cualquier certificación les calza muy bien”, explica el asesor CES, Mauricio Ramírez.

Medición constante

 El sello que dura tres años certifica que los edificios se están manteniendo adecuadamente y que el uso eficiente de los recursos se está midiendo “Ser el primero de todos los rubros a nivel nacional en tener la certificación ‘Plus Operación’, es un tremendo logro de la institución, que evidencia su esfuerzo por lograr contar con los mejores estándares para sus estudiantes y funcionarios. Este sello de calidad, ya está instalado en el ADN de la Universidad y está declarado literalmente en su Plan Maestro de Infraestructura, que dictamina que todas las edificaciones que se construyan en la UCM, deben lograr la certificación CES”, añade Gerardo Ojeda.

Además del acompañamiento permanente, el asesor CES tendrá la misión de servir de guía, para los funcionarios, capacitando y fortaleciendo al equipo de mantenimiento, de modo que puedan hacer los reportes y seguimientos que exige este sello. “Ahora, el edificio medicina también va a ir con sello ‘Plus Operación’ y lo mismo se espera para otros edificios que están en desarrollo, en los cuales ya se está trabajando. Esto va a ser un estándar”, afirma Mauricio Ramírez.

El sello “Plus Operación” implica llevar un registro mensual o semanal de los consumos, a través de un sistema de extracción de datos. “Se colocan lectores en los tableros, se mide la cantidad de energía que se usa en calefacción, enfriamiento y cualquier otro equipo dentro del edificio. Todos los reemplazos de componentes se tienen que hacer en función de lo que se certificó en CES; se deben hacer encuestas de satisfacción al menos cada seis meses; y hacer el cruce para ver si hay cosas que no están funcionando de manera adecuada”, señala el especialista de 88 Limitada. 

De esta manera, se forma una línea base y se proponen mecanismos de mejora. “Por ejemplo, si salió elevado el consumo de calefacción y durante el año se observó que faltaba control en los termostatos, una medida de mejora es ver cómo conseguir que se regulen de una forma coherente y que no vaya cualquier persona a cambiar los termostatos. Se trata de desarrollar estrategias, implementarlas y volver a medirlas”, agrega Mauricio Ramírez.

Con los reconocimientos de la calidad de la infraestructura, las operaciones y el mantenimiento, la UCM espera ofrecer las mejores condiciones para la comunidad y, por eso, replicará los esfuerzos en los nuevos proyectos de infraestructura que está ejecutando la UCM, tanto en el Campus San Miguel, como en el Curicó. En esta comuna, comenzó con el diseño de urbanización y trabajos previos de su nuevo Campus en el sector de Rauquén y ya proyecta nuevos edificios en el Campus San Isidro, ubicado en el sector de Los Niches.

Ficha técnica:

Nombre de la obra: Edificio de Aulas y Facultades UCM.
Superficie: 8.941,53 m2.
Mandante: Universidad Católica del Maule.
Ubicación: Campus San Miguel , Avenida San Miguel 3605, Talca.
Arquitecto: Christian López Olivarí.
Programa: Aulas, oficinas de académicos, laboratorios, salas de reuniones, auditorios, estacionamientos subterráneos.