¿Por qué la Araucanía tiene los edificios más sustentables de Chile? 

Envolventes térmicas de alto estándar, iluminación natural, sistemas de calefacción eficientes, materiales naturales y otras cualidades han llevado a la región a lograr el mayor número de proyectos postulados a la certificación CES.

El año pasado Temuco fue catalogada como la ciudad más contaminada del mundo, superando a grandes urbes como Nueva Delhi (India) y Beijing (China), que tienen casi 100 veces su población. Pero el triste dato que nos entregaron Bloomberg Green y la ONG OpenAQ, se contrapone con la edificación sustentable que está desarrollando la Región de La Araucanía, donde 57 proyectos han sido inscritos para obtener la certificación CES.

“Sin duda, el tema de la contaminación atmosférica por la calefacción basada en leña en Temuco – Padre Las Casas puede asumirse como uno de los detonantes de ese interés, pero creemos que contar con edificios con altos niveles de sustentabilidad distribuidos en toda La Araucanía demuestra que, aun siendo una de las regiones de Chile más rezagadas en varios aspectos, hay un gran interés por mejorar sustancialmente y destacar en el área de la edificación”, dicen Ernestina Bravo Zenteno y Mauricio Ramírez Molina de la Evaluadora 88 Limitada, especialistas en Certificación Edificio Sustentable.

Con igual interés observa este desarrollo la secretaria ejecutiva del Consejo de Construcción Industrializada (CCI) y subgerenta de Desarrollo de la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT),  quien destaca el énfasis que la Región de La Araucanía está poniendo en la sustentabilidad y la innovación. “Hace más de una década que los temas de eficiencia energética se han ido incorporando con fuerza al mercado, desde el sector residencial hacia otros tipo de edificios. El tema está presente desde la universidades y hoy existen muchos profesionales que se han especializado en sustentabilidad. Con ello, se posibilita el diseño de proyectos que consideren atributos de sustentabilidad y puedan optar a la certificación CES”, afirma.

¿Qué caracteriza a estos edificios?

Según la arquitecta Katherine Martínez, en el sur de Chile, es posible visualizar un reconocimiento al territorio en que se emplazan los edificios. Además, éstos muestran un buen desempeño térmico, incluyendo diseño bioclimático, con arraigo cultural y, en algunos casos, con uso de materiales locales como la madera. 

“En la región hay experiencia previa y una trayectoria en la incorporación de medidas de eficiencia energética, tanto en la edificación pública como en la privada, y creemos que eso se ve claramente reflejado en la gran cantidad de proyectos inscritos así como en el ecosistema de sustentabilidad que existe ahí: asesores, oficinas de arquitectura, equipos técnicos de los organismos públicos, constructoras, centros de investigación, instaladores y proveedores de equipos o materiales especializados. Todos, en conjunto, permiten alcanzar de forma destacada o sobresaliente los estándares de sustentabilidad requeridos por CES”, complementan en Evaluadora 88 Limitada.

Igualmente, los asesores CES Ernestina Bravo y Mauricio Ramírez, valoran las cualidades paisajísticas, culturales y de biodiversidad en La Araucanía, que la convierten en un territorio interesante para conocer y habitar. “En ese aspecto, estos edificios con altos indicadores de sustentabilidad se insertan más respetuosamente en esos entornos tan destacables”, afirman.

Algunas de las cualidades transversales en estos proyectos son, según Evaluadora 88 Limitada, las siguientes:

  • Uso de envolvente térmica de alto estándar y superior a lo que se pide en CES.
  • Uso de sistemas de calefacción eficientes, alimentados por electricidad o biomasa.
  • Uso de sistemas de ventilación mecánica de doble flujo con recuperación de calor.
  • Uso de iluminación artificial de alta eficiencia e incorporación destacada de la iluminación natural.
  • Espacios interiores generosos y con mucha calidez, aptos para los días de invierno y siempre en contacto visual con su entorno.
  • Gran ahorro de agua en las instalaciones de agua potable.
  • Uso de materiales naturales, especialmente la madera como componente destacado en los proyectos.

Edificio Aulas y Facultades de la UCM, pioneros en Sello CES “Plus Operación”

La Universidad Católica del Maule está marcando la diferencia en sustentabilidad, no solo en infraestructura, sino también en operaciones y mantenimiento.

Para garantizar que sus espacios sean adecuados, sustentables y confortables para la comunidad, la Universidad Católica del Maule (UCM) recurrió a la Certificación Edificio Sustentable (CES), que permite evaluar, calificar y certificar el comportamiento ambiental de edificios de uso público en Chile, tanto nuevos como existentes. El trabajo de la Dirección de Administración e Infraestructura y la asesoría de Mauricio Ramírez de 88 Limitada han dado tan buenos frutos que, hoy, el Edificio de Aulas y Facultades de la UCM es el primero a nivel nacional en obtener el sello CES “Plus Operación”.

 El plan maestro integral de la institución considera un plan de operación y mantención que llena de orgullo a la comunidad. “Todos estos esfuerzos, sólo buscan generar espacios propicios para la enseñanza y aprendizaje y así poder aportar a la región y al país con profesionales formados al más alto nivel de calidad”, afirma Gerardo Ojeda, director de Administración e Infraestructura de la UCM.

 En 88 Limitada le propusieron a la universidad certificarse con el sello “Plus Operación”, ya que, además de enriquecer toda la gestión de los activos, actúa como una tercera parte, para que la operación y el mantenimiento, efectivamente, se haga bajo un estándar de alta calidad. “Los edificios están alojados en las gerencias o en este caso en la vicerrectoría económica y a los ingenieros cualquier certificación les calza muy bien”, explica el asesor CES, Mauricio Ramírez.

Medición constante

 El sello que dura tres años certifica que los edificios se están manteniendo adecuadamente y que el uso eficiente de los recursos se está midiendo “Ser el primero de todos los rubros a nivel nacional en tener la certificación ‘Plus Operación’, es un tremendo logro de la institución, que evidencia su esfuerzo por lograr contar con los mejores estándares para sus estudiantes y funcionarios. Este sello de calidad, ya está instalado en el ADN de la Universidad y está declarado literalmente en su Plan Maestro de Infraestructura, que dictamina que todas las edificaciones que se construyan en la UCM, deben lograr la certificación CES”, añade Gerardo Ojeda.

Además del acompañamiento permanente, el asesor CES tendrá la misión de servir de guía, para los funcionarios, capacitando y fortaleciendo al equipo de mantenimiento, de modo que puedan hacer los reportes y seguimientos que exige este sello. “Ahora, el edificio medicina también va a ir con sello ‘Plus Operación’ y lo mismo se espera para otros edificios que están en desarrollo, en los cuales ya se está trabajando. Esto va a ser un estándar”, afirma Mauricio Ramírez.

El sello “Plus Operación” implica llevar un registro mensual o semanal de los consumos, a través de un sistema de extracción de datos. “Se colocan lectores en los tableros, se mide la cantidad de energía que se usa en calefacción, enfriamiento y cualquier otro equipo dentro del edificio. Todos los reemplazos de componentes se tienen que hacer en función de lo que se certificó en CES; se deben hacer encuestas de satisfacción al menos cada seis meses; y hacer el cruce para ver si hay cosas que no están funcionando de manera adecuada”, señala el especialista de 88 Limitada. 

De esta manera, se forma una línea base y se proponen mecanismos de mejora. “Por ejemplo, si salió elevado el consumo de calefacción y durante el año se observó que faltaba control en los termostatos, una medida de mejora es ver cómo conseguir que se regulen de una forma coherente y que no vaya cualquier persona a cambiar los termostatos. Se trata de desarrollar estrategias, implementarlas y volver a medirlas”, agrega Mauricio Ramírez.

Con los reconocimientos de la calidad de la infraestructura, las operaciones y el mantenimiento, la UCM espera ofrecer las mejores condiciones para la comunidad y, por eso, replicará los esfuerzos en los nuevos proyectos de infraestructura que está ejecutando la UCM, tanto en el Campus San Miguel, como en el Curicó. En esta comuna, comenzó con el diseño de urbanización y trabajos previos de su nuevo Campus en el sector de Rauquén y ya proyecta nuevos edificios en el Campus San Isidro, ubicado en el sector de Los Niches.

Ficha técnica:

Nombre de la obra: Edificio de Aulas y Facultades UCM.
Superficie: 8.941,53 m2.
Mandante: Universidad Católica del Maule.
Ubicación: Campus San Miguel , Avenida San Miguel 3605, Talca.
Arquitecto: Christian López Olivarí.
Programa: Aulas, oficinas de académicos, laboratorios, salas de reuniones, auditorios, estacionamientos subterráneos.