Preguntas Frecuentes

Introducción - FAQ
Categoría:
Este proyecto permite implementar un sistema de certificación accesible e idóneo; accesible en términos de disponibilidad nacional, administración y lenguaje local, ya que hará posible evaluar un alto porcentaje de edificios de uso público, y ponderar y jerarquizar variables según sensibilidad e interés local.

La posibilidad de desarrollar este proyecto de certificación cobra aún más relevancia, siendo una respuesta concreta del sector de la construcción ante los desafíos globales del cambio climático y una herramienta para la inclusión de nuevos estándares en la edificación pública.
El objetivo más general de la construcción sustentable es lograr edificios con la mejor calidad del ambiente interior para los usuarios y minimizar los impactos ambientales. Objetivos más específicos son: reducir los consumos de recursos naturales no renovables, en particular energía, materiales y agua, en todo el ciclo de vida de la construcción.

En cuanto este sistema de certificación, su primer objetivo es evaluar, clasificar y certificar el comportamiento ambiental de un edificio de uso público en Chile, tales como oficinas, colegios, escuelas, consultorios, entre otros. Lo anterior implica el diseño e implementación de un método de evaluación y clasificación, y un proceso de certificación y administración del sistema, o modelo de operación.

Como segundo objetivo, el sistema de certificación busca incentivar el diseño y la construcción de edificios con criterios de sustentabilidad -al mejorar los estándares de diseño, construcción y operación que influyen en el comportamiento ambiental- y estimular al mercado (compuesto por ministerios, empresas y profesionales), para que valore este tipo de edificación. Para ello, el método de evaluación y clasificación busca ser una herramienta de apoyo en la toma de decisiones, tanto de diseño del equipo de proyecto como de inversión por parte de mandantes y administradores de edificios.
Al ser una herramienta que estará disponible en forma accesible y gratuita, podrá ser usada por cualquier actor ligado al proceso de diseño y construcción de un edificio, ya sean arquitectos, ingenieros, asesores, constructores, clientes y estudiantes. Asimismo, la certificación cuenta con el apoyo de instituciones relevantes para el sector y con presencia nacional. Por lo anterior, creemos que este sistema será un factor de cambio para la construcción sustentable a nivel local.

Además, su modelo de operación asegura un control de calidad no sólo del proceso de certificación, sino también de las medidas de sustentabilidad introducidas en el edificio, en cuanto la evaluación será realizada por instituciones reconocidas, habrá fiscalización de una tercera parte (el IC), y habrá una verificación en obra para asegurar la correcta ejecución de los aspectos de diseño.

Junto con ello, el modelo operación permitirá la creación de nuevas oportunidades a las empresas y profesionales del sector, al crearse un registro de consultores y de asesores que pueden implementar este método de certificación.
  • Edificios y ambiente construido más sustentables.

  • Mejorar calidad ambiental y reducción de gastos para los usuarios.

  • Reducción de consumo de recursos naturales no renovables: energía, agua, materiales.

  • Objetivar las condiciones para los requerimientos de los mandantes, para los diseños de arquitectura y especialidades, para los constructores.

  • Informar al público para que conozca, demande y compare mejores características de los edificios.
El método de certificación aborda éste y otros aspectos con una combinación de medidas que aseguren un buen comportamiento del edificio. Por una parte, está la posibilidad de evaluar, a través de cálculos y simulaciones, como el edificio se comportará, en términos energéticos, en su operación. Pero esto no es suficiente, y así lo han demostrado los diagnósticos y la opinión de los expertos. En Chile aún falta abordar aspectos más concretos, como una buena especificación y ejecución de la aislación térmica y sellos de envolvente, solución de puentes térmicos, aislación de ductos y cañerías, así como instaurar en la administración del edificio una gestión de la energía, y el correcto uso y mantención de los sistemas. De esta forma, este método pone un énfasis que otros sistemas internacionales no tienen, ya que en sus países de origen estos aspectos ya son resueltos por otras instancias.
Como parte del diseño del método de certificación se están revisando en detalle 50 proyectos de oficinas, educación y salud, ubicados en distintas zonas del país, la mayoría de los cuales ya se encuentran construidos y muchos de ellos con monitoreos.

Con esto se están “calibrando” los requerimientos, procedimientos y escalas de cumplimiento del método. Esperamos que sigamos trabajando con 10 de estos proyectos para que sean certificados como proyectos piloto.