Noticias

Sede de la PDI de Puerto Montt es el edificio certificado CES con menor consumo energético

Dentro de los evaluados por la certificación luego de al menos un año de funcionamiento.
Noticia 2Para evaluar en terreno las condiciones de los edificios certificados CES después de al menos un año de funcionamiento, el jefe de Certificación Edificio Sustentable, Hernán Madrid, ha visitado hasta el momento tres instalaciones en el sur del país: el edificio de la PDI de Puerto Montt, la sede de Osorno de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) y la Escuela Manuel Anabalón Sáez de Panguipulli.

De los tres, el edificio de la PDI es el que presenta un menor consumo energético, alcanzando aproximadamente 16 kWh/m2 al año, abastecidos por energía eléctrica - el edificio cuenta con un sistema de bomba de calor con intercambio en base a agua obtenida desde la napa - y a un gasto aproximado de $5.200.000 al año.

Esto hace que las instalaciones, en general, tengan un excelente funcionamiento y sean altamente eficientes en términos de calefacción, mientras que en iluminación, equipos y otros aspectos el nivel de eficiencia es alto, pero no a un nivel comparable, ya que la mayor parte de los esfuerzos estuvieron focalizados en los requerimientos de calefacción, de acuerdo a lo que pudo analizar el jefe de CES.

Respecto a las condiciones de funcionamiento, los usuarios de los cinco pisos del edificio coincidían en que la temperatura era la adecuada; no obstante existían algunas pequeñas diferencias entre el piso 1, que se percibía un poco más frío, y el piso 5, que es un poco más caluroso, principalmente por el efecto de las ganancias solares.

En segundo lugar, la sede de Osorno de la CChC, certificada en 2014, presenta también una muy buena calidad de ambiente interior, con temperaturas dentro del rango de confort durante todo el año. Asimismo, el edificio puede funcionar con iluminación natural de septiembre a marzo y no presenta molestias en los usuarios por el ruido exterior. En tanto, “el consumo de calefacción ha llegado al orden de $ 63.000 anuales y un consumo aproximado de entre 30 a 34 kWh/m2 año”, explica Hernán Madrid, jefe de CES.

Y en la Escuela Manuel Anabalón de Panguipulli, que fue el primer establecimiento educacional en ser certificado CES, en 2015, los estudiantes manifestaron que se presentan temperaturas interiores adecuadas, incluso “los niños indicaron que las salas son ‘levemente calurosas’”, comenta Madrid.

También puede funcionar con iluminación natural entre septiembre y marzo, sin molestias por ruido exterior. Para calefacción de las áreas acondicionadas (no se calefaccionan todos los espacios), el recinto educativo tiene un gasto de unos $ 4.5000.000 al año, lo que equivale a un consumo aproximado de entre 33 a 37 kWh/m2 año.