Noticias

Ricardo Fernández, nuevo Presidente CES: "La construcción sustentable debe velar por una edificación que tenga el mejor comportamiento ambiental"

Como el nuevo presidente de Certificación Edificio Sustentable, CES, Ricardo Fernández, ingeniero civil de la Pontificia PUCV, destaca la relevancia de transformar a la entidad como un referente en Chile en materia de certificación para edificios, no solo de financiamiento público, sino que también privado.
Ricardo Fernández¿Qué objetivos se plantea desde su nueva gestión?
Lo más importante es validar a CES como una certificación que sea referente en Chile para el más amplio espectro de edificios. Inicialmente, CES fue concebida para edificios de uso público y con el tiempo hemos tenido una muy buena experiencia con la ampliación de este sistema a hospitales. Hoy día el crecimiento de CESen el sector público se ve bastante bien; hay un gran número de proyectos que se deberían inscribir en los próximos dos años. Lo que nos falta es conquistar el mundo privado y para ello vamos a trabajar en alianza con distintas instituciones, con el fin de promover sus bondades.

¿El retail es un segmento atractivo para CES?
Así es, tenemos interés en abordar el retail, un área de desarrollo tremenda por el impacto que tiene en el consumo energético. En el mundo privado, los usuarios deberían privilegiar e incluso estar dispuestos a pagar más por edificios que tengan una certificación a la vista. Si bien en el mundo existen muchos tipos de modelos de certificaciones, la principal gracia del CES es que es una certificación que toma las características propias de nuestro país, sus distintos tipos de clima y particularidades, por lo que debería ser un referente, independientemente de si se complementa con otras certificaciones. Además, nuestro sistema abarca un amplio espectro de edificios tanto en uso como tamaño; de hecho, tenemos proyectos bajo 1.000 m2 y sobre 100.000 m2. 

¿Es rentable la sustentabilidad? 
En cualquier actividad se genera impacto, pero la sustentabilidad tiene que ver con cómo este no afecta a las generaciones futuras. Este concepto también está entrando en los consumidores como elemento de decisión y creo que lo que falta es que los grandes mandantes, los inmobiliarios, se den cuenta de esto y de que el construir bajo nuevos estándares de sustentabilidad y certificación les va a permitir tener un mejor negocio. En la industria de la construcción todos buscamos rentabilidad, pero cuando uno habla de sostenibilidad es asegurar esa rentabilidad con aspectos sociales y ambientales.

¿Cuáles han sido los logros de CES?
Creo que ha habido un crecimiento exponencial de CES; llevamos cuatro años de operación y ya hay una gran cantidad de proyectos inscritos, que ha ido duplicándose año a año. Si uno ve el número de proyectos que hoy están en proceso de asesoría, inscripción y certificación, vamos acercándonos a los 250, de los cuales este año vamos a tener casi 70. Si comparamos, por ejemplo, al CES con una certificación como LEED, esta última debe tener cerca de 350 edificios inscritos luego de muchos años de presencia en Chile; por lo tanto, la proyección del CES puede ser mucho más masiva. Hoy la certificación se está aplicando a cárceles, hospitales, pasos fronterizos, escuelas, oficinas, retenes de carabineros y hoteles, entre otros espacios. 

De los proyectos inscritos, el mayor porcentaje está actualmente en las IX y X Regiones, ya que la gente que vive en condiciones adversas privilegia este tipo de certificación, porque apunta al confort interior y a un tema de produc - tividad. La certificación también ayuda a combatir los efectos del calentamiento global, que está modificando las condiciones climáticas en varios puntos del país, lo que trae la necesidad de cambiar las condiciones de construcción. Chile, además, es hoy un pais emergente y busca mejores estándares de vida para poder realizar sus distintas actividades. CES permite medir objetivamente y de- cir si se está o no en condiciones de pro- yectos que aseguren un buen resultado. En la actualidad, la composición de CES se ha fortalecido: si bien el sistema par- tió como un Comité Directivo confor- mado por el Ministerio de Obras Públicas, el Colegio de Arquitectos, la Cámara Chilena de la Construcción y el Instituto de la Construcción, hoy se han sumado como socios activos el Ministerio de la Vivienda y Urbanismo y el Ministerio de Energía, lo que viene a respaldar el trabajo que se ha desarrollado. 

¿Cuáles la realidad actual de Chile en construcción sustentable?

Hoy día estamos muy agradecidos por el trabajo que está haciendo la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas, que ha generado un estándar que me encantaría que fuera ampliado a todo lo que se hace porel Estado. Por otro lado, creo que este es un tema acorde a los nuevos tiempos. Si se habla con los profesionales jóvenes, la Sus- tentabilidad se trata de un tema sobre el cual no cabe duda que llegó para quedarse.

¿Cómo potenciarlo?
Es importante que se vayan declarando los comportamientos de medición. Hoy día debemos avanzar en todo lo que es declaración ambiental de productos y que todos los proveedores declaren con eco etiquetas cuáles son los consumos relevantes, Cuando se levanta un edificio, es importante determinar variables tales como la huella de carbono de los distintos productos, el consumo energético por unidad de medida, el consumo hídrico, los residuos generados, etc. La construcción sustentable debe velar por una edificación que tenga el mejor com- portamiento ambiental, que incluya una fase de reciclado, que cumpla su vida útil y que luego se pueda deconstruir para obtener sub productos orientados a otras faenas. Todo este enfoque denominado “de la cuna a la cuna” debe ir acompañado de modificaciones reglamentarias en algunos ámbitos del tema de residuos y con incentivos a los edificios que ten- gan menor gasto energético. 

Hoy se está haciendo con el Ministerio de Energía un plan de trabajo para los próximos dos años en que se van a medir edificios certificados, de modo de determinar los beneficios reales, el valor presente en los edificios, etc.

Estoy convencido de que CES no solo es un buen negocio para quien invierte en ella, sino que también para quien realiza la operación de los edificios, ya que se lograrán mejores ambientes interiores,
un menor costo de operación y una mejor calidad de vida para los usuarios. Adicionalmente, anhelamos que CES también sea considerada en edificios que son de remodelaciones.

Fuente: EMB Construcción