Noticias

Presentan los desafíos que tiene la Construcción Industrializada como alternativa a los sistemas tradicionales en edificación

En la actividad, fue presentado públicamente el Consejo de Construcción Industrializada, impulsado por el Programa Construye2025, donde además se explicó los alcances, posibilidades y desafíos que el sector enfrenta para las edificaciones del país. Además, se estrenó un video que muestra algunos de los principales indicadores y beneficios de este tipo de sistemas constructivos.
Contruccion idustrializadaCon la presencia de importantes actores del sector de la Construcción y más de 250 asistentes se dio inicio al Segundo Seminario Internacional Construcción Industrializada: Nuevos desafíos para la construcción, organizado por el Programa Construye2025 junto al Consejo de Construcción Industrializada (CCI), la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT) y a la Cámara Chilena de la Construcción (CChC).

En el marco del Plan de Construcción Industrializada, se dieron a conocer nuevas tendencias y tecnologías que se están implementando en el sector. Además, de los retos que existen en el rubro. “Los desafíos son la inversión en las instalaciones de fabricación, la planificación temprana, la aceptación local, la coordinación, la confianza en el proveedor y el costo”, aseguró Bob Mears, invitado internacional, CEO de BMPR-offsite en el Reino Unido y representante del Modular & Portable Building Association (MPBA).

El evento, fue presidido por Adelchi Colombo, presidente de la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT) y miembro del Consejo Directivo de Construye 2015, junto a Helen Ipinza, asesora sectorial de la Subgerencia de Programas Estratégicos CORFO, quienes destacaron que la Construcción Industrializada debe ser el futuro de Chile.

“En un escenario de escasez de recursos y de calentamiento global, es necesario que se genere un cambio de paradigma en la construcción y, para este objetivo, necesariamente ésta se debe volver cada vez más industrializada”, dijo Adelchi Colombo. Mientras que, en la misma línea, Helen Ipinza aseguró que “el tiempo nos va a dar la razón, la forma de trabajar debe ser mucho más limpia y sustentable”, añadiendo que “es relevante que este sector pueda mejorar su productividad”.

Además, importantes profesionales nacionales participaron en el seminario: Marcos Brito, gerente del Programa Construye2025; Luis Izquierdo, premio nacional de Arquitectura y autor del edificio CMPC Mininco; Juan Pablo Yumha, gerente de la consultora PMG; y Rodrigo Sánchez, presidente del Consejo de Construcción Industrializada de Construye 2025.

Junto a los anteriores expositores, los empresarios nacionales: Diego Mellado, de Tensocret; Sebastián Fourcade, de Fourcade&Co; Jorge Grez, de Construtec; y Sofía Andrade, de Echeverría Izquierdo, declararon las experiencias de sus constructoras y como cada una ha innovado en el rubro de la industrialización, haciendo un llamado para que sus pares se sumen a este tipo de construcción.

Marcos Brito, declaró que desde Construye 2025 “están agregando nuevos elementos para hacer que la edificación sustentable tome fuerza en nuestro país”. Así mismo, Juan Pablo Yumha, quien gracias a un estudio realizado por PMG, comparó los resultados de una construcción tradicional versus una industrializada, apuntando a que los beneficios de esta última “ahorra tiempo, costo, tiene mayor seguridad y calidad”.

Por su parte, el premio Nacional de Arquitectura, Luis izquierdo, expuso el caso del edificio Mininco, el cual se realizó con elementos prefabricados en madera (CLT), y manifestó que “lo más importante de la construcción industrializada es tener una coordinación integral” y agregó que “idear un proceso constructivo en cada obra es esencial para el éxito”.

En tanto, Bob Mears, presentó el caso Experiencia Asociativa Internacional, en donde declaró que “la familiaridad produce productibilidad”, es decir mientras más productos prefabricados se hagan, más rápidos se harán con el paso del tiempo y sin errores. Además, señaló que las construcciones industrializadas “no deben ser completamente prefabricadas, solo basta con que algunas partes lo sean para ahorrar tiempo y dinero”.

Finalmente, el seminario abordó distintos casos de construcción industrializada en nuestro país, y las metas que tienen para seguir su desarrollo. En este contexto, Sofía Andrade apuntó a “la importancia que tiene cambiar la forma en que las constructoras se involucran en los proyectos, para que se participen desde etapas tempranas”. En tanto, Diego Mellado manifestó que uno de los beneficios de este tipo de construcción es que “al ser menos invasivas genera poco impacto en el terreno, lo que permite disminuir el impacto en el lugar de emplazamiento”.

Por último, Sebastián Fourcade, llamó a mejorar los reparos que tiene la construcción industrializada para que “estas no se vean detenidas por restricciones de transporte, de diseño o de cambio durante el proceso de elaboración”. Así mismo, Jorge Grez manifestó que “todos los desafíos son distintos” y agregó algunos de los pros que tiene la construcción industrializada, tales como “menos consumo de agua, menos residuos, los cuales a veces pueden llegar a cero, porque el resto de materiales se reciclan para su posterior uso”.