Noticias

La Serena cuenta con su primer edificio certificado CES

Se trata de la Biblioteca Regional Gabriela Mistral, proyecto mandatado por la Dirección de Arquitectura de Coquimbo y la DIBAM.
Noticia 1Con más de 3.000 m2 de superficie útil, el pasado 14 de noviembre la Biblioteca Regional de La Serena completó el proceso de Certificación Edificio Sustentable, convirtiéndose así en el primer edificio de la Región de Coquimbo en recibir esta validación.

La obra, mandatada por la Dirección de Arquitectura del MOP de la región de Coquimbo junto con la Dirección de Bibliotecas Archivos y Museos (DIBAM), cuenta con una superficie total construida de 5.540 m2 y entre sus características de sustentabilidad destacan que cuenta con acceso a iluminación natural y vistas al exterior para más del 90% de la superficie de los recintos regularmente ocupados, beneficiando de forma considerable la calidad de los espacios de lectura y trabajo con que cuenta el edificio.

De acuerdo a María Luisa del Campo, asesora CES del proyecto, el edificio “propone a la iluminación natural como centro en el desarrollo arquitectónico”. Todo esto gracias a sus plantas libres y muros perimetrales traslúcidos, lo que permite que el edificio cuente con luz natural la mayor parte del día.

A ello se añaden las siguientes características:

  • 64,7% de reducción de evapotranspiración y 70,6% reducción de consumo de agua por instalación de riego.
  • 49,7% de reducción estimada del consumo de agua potable en sanitarios y griferías.
  • Aislamiento acústico entre recintos y exterior por sobre 35dB.
  • Reducción total de la demanda de energía en un 26%. Fachada ventilada y protección solar.
  • Reducción total de consumo de energía en un 43%.
  • Aumento del caudal de ventilación mayor a un 25% en todos los recintos regularmente ocupados.
La asesora señala también que la sustentabilidad del proyecto le permitirá a los futuros usuarios “sentirse cómodos en sus espacios, gracias a que contarán con una temperatura constante de confort y con privilegiados niveles de iluminación natural”.

No obstante, también reconoce que dado a que los muros perimetrales son, en su mayoría, muros cortinas, el sobrecalentamiento de estos -generado por las ganancias solares- fue un tema complejo de resolver. Por lo que “el trabajo se centró en lograr un equilibrio entre el control solar y la iluminación natural, ajustando los porcentajes de perforación de la pantalla exterior que envuelve el edificio”, explica.

Asimismo, María Luisa del Campo sostiene que el aporte de CES a la construcción sustentable del país es “el énfasis que tiene en la reducción de la demanda y consumo de energía de un edificio”, lo que permite poner acento en la técnicas pasivas, evitando así el uso de sistemas mecánicos, y logrando que el edificio por sí solo sea capaz de mantenerse en niveles de confort el mayor tiempo posible y durante todo el año.