Columnas

WSBE17: Una conferencia inspiradora

Por Carlos Bascou, representante CChC en Comité Directivo de CES
Carlos Bascou BEntre el 5 y 7 de junio recién pasado, más de 1.000 personas de alrededor de 65 países estuvimos reunidos en la WSBE17 (World Sustainable Built Environment Conference 2017), realizada en una sorprendente Hong Kong, que cuenta con más de 1.300 rascacielos. Allí pudimos constatar en directo la manera en que China y Asia están tomando el liderazgo en la agenda Global del Cambio Climático; lo anterior bajo el contexto del anuncio realizado por Donald Trump 4 días antes de retirar a Estados Unidos (el segundo mayor emisor mundial de CO2) del Acuerdo de París.

Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), presente en la conferencia, señaló bajo una mirada de futuro, que nuestras ciudades serán cada vez más pobladas, limpias y conectadas con edificios que serán orgánicos, eficientes y resilientes, y que debíamos agradecer a Trump por volver a poner este tema en las portadas de la prensa global.

Con esto, se está produciendo, a mi juicio, un nuevo cambio en el eje del liderazgo mundial, tanto geopolíticamente como económicamente hablando, donde hoy vemos potentes fuerzas de mercado empujando la demanda de energías limpias con productos y ciudades sustentables, no necesariamente porque queramos salvar el planeta, sino porque es buen negocio; no solo quitándole protagonismo mundial al petróleo, sino poniéndolo también en tela de juicio, lo que implica un cambio gigantesco de paradigmas y de la economía global.

Esto recién comienza, con un 60% de las ciudades aun por construirse. Los centros geopolíticos, las mega tendencias de envejecimiento de la población y de concentración de las ciudades, las personas y la calidad de vida de ellas se están volviendo temas centrales a nivel global, y en eso, todo el entorno de la construcción incide muchísimo en el consumo energético con casi un 30%. Por lo tanto, hay una tremenda responsabilidad del sector por impactar positivamente en las personas y el planeta. Incluso aunque existan escépticos sobre el cambio climático, esto tiene directa relación con cómo estamos preservando el planeta para las generaciones futuras.

Foto Columna
 

La industria del transporte, por ejemplo, está dando claros ejemplos de este cambio. China ya comprometió a que al 2030 un 30% de su parque automotor sean autos eléctricos y ya hay países de Europa que, además del compromiso con los automóviles, están haciendo fuertes cambios en todas sus nuevas edificaciones para que estas sean Net Zero, es decir, que todo lo que consuman en energía lo produzcan los mismos edificios y, de hecho, ya hay cambios regulatorios que se vienen en curso a nivel de políticas gubernamentales. La construcción ya no solo deberá enfocarse en los aspectos de seguridad, cumplimiento de plazos, calidad y presupuesto, pues se ha incorporado un nuevo desafío que es la sustentabilidad, existiendo aquí una tremenda oportunidad delante de nuestra industria.
 
Para ello, es fundamental que surjan liderazgos que permitan alinear las fuerzas de las políticas públicas, Gobierno, profesionales, empresas y los clientes, donde la innovación y la integración serán los ejes que permitan tomar esta tremenda oportunidad sobre nuestros hombros, que es cambiar nuestra calidad de vida.