Columnas

Levantando el cartel de la sustentabilidad

Por Ricardo Fernández, presidente Directorio Certificación Edificio Sustentable
Ricardo Fernández intLos últimos días es recurrente encontrar algunos temas en los distintos medios de comunicación: se habla del mundo futuro, donde la forma de trabajar será muy distinta debido a la automatización de actividades y la digitalización en las diferentes áreas; también se hace énfasis en aumentar la productividad laboral y en las malas condiciones vividas actualmente por las personas en sus respectivos trabajos, lo que causa insatisfacción y malestar social.
 
Por otra parte, a nivel internacional, vemos cómo nos afecta la guerra comercial que hay entre los dos gigantes mundiales, China y Estados Unidos, y ante lo cual no es mucho lo que podemos hacer sino atenuar algunos de sus efectos. Se nos entrega diariamente información sobre el ya no cambio climático, sino la emergencia climática del planeta: los deshielos en Groenlandia, los incendios en la Amazonía y la extinción de algunas especies. Se dice que es mucho lo que afectará a nuestro país y poco lo que podemos hacer para revertir la situación.

Ante este último escenario, me ha llamado mucho la atención una niña de 16 años, llamada Greta Thunberg, que al enterarse de lo que pasaba decidió ser proactiva, simplemente levantando un pequeño cartel con un llamado a salvar el planeta.Columna interior

Siguiendo el ejemplo de Greta, creo que debemos tomar nuestro respectivo cartel y con proactividad cambiar el mundo. En el ámbito del sector construcción tenemos la oportunidad de levantar un cartel que aporta a cada una de las problemáticas planteadas en este escrito: el cartel dice CES (Certificación Edificio Sustentable).

Esta certificación para edificios de uso público, diseñada en nuestro país por la acción conjunta de actores del sector privado, público y académico, aporta a generar espacios donde se trabaja confortablemente, lo que produce aumento de productividad y asegura menor gasto energético y mejor uso de los recursos naturales, considerando la climatología de las principales zonas de nuestro país. A fin de año se realizará la COP25 en Chile: tomemos el acuerdo, los gobiernos regionales y los inmobiliarios privados, certifiquemos nuestras edificaciones y mostremos al mundo un ejemplo a seguir.