Columnas

Descarbonización del entorno construido

Por Hernán Madrid, jefe de Certificación Edificio Sustentable
Hernán Madrid ColumnaDurante la semana pasada, tuve la oportunidad de viajar a Atlanta, Estados Unidos, para participar en la versión 2019 de la Greenbuild, conferencia internacional y expo organizada cada año por el USGBC.

Este año el foco era un “nuevo estándar de vida”, haciendo referencia directa al énfasis sobre la calidad del ambiente habitado, relevando el estándar de “bienestar” al interior de las edificaciones, dirigiendo la atención desde la eficiencia en el uso de recursos a las personas, lineamiento que han estado muy presente en CES desde el inicio de su desarrollo.

Mayoritariamente, en nuestro ambiente profesional tenemos la tendencia a mirar con mayor atención lo que pasa en Europa, principalmente por el impulso a enfrentar el cambio climático y las ambiciosas estrategias que han implementado, lo que contrasta con el excesivo uso de recursos del estadounidense promedio. Sin embargo, existen interesantes estrategias que ellos han venido implementando que, aunque no son recogidas como políticas del país, sí lo son por estados, ciudades o grupos profesionales.interior columna web

Uno de los puntos centrales abordados en la conferencia tiene relación con el impacto de las emisiones de carbono incorporado en los materiales y productos para la construcción, versus las emisiones durante la operación de un edificio. Considerando el escenario de descarbonización de la matriz energética (que Chile planteó como meta al 2050 y otros países, para diferentes años, a partir del 2035), el impacto de las emisiones asociadas al consumo de energía durante la operación se reducirá tremendamente, incluso llegando a cero.

En Europa esta situación se había planteado hace varios años en términos de una reducción del impacto de las emisiones durante la operación del edificio, producto de los altos estándares de eficiencia y la considerable reducción de energía para la operación, pero este nuevo escenario, en base a los recientes compromisos de descarbonización de la matriz energética que han comenzado a asumir los diferentes países, realza absolutamente la relevancia del carbono incorporado en materiales y productos para la construcción, lo que sin duda se transformará en prioritario durante los próximos años e impulsaremos desde CES.