Columnas

Desafíos para un Chile más sustentable

Por Hernán Madrid, jefe de Certificación Edificio Sustentable
Hernán Madrid Columna webEn diciembre próximo Chile albergará la COP25, esto ha desencadenado un enorme impulso a las actividades y compromisos relacionados con políticas públicas orientadas a la sustentabilidad en el país.

Uno de los focos fundamentales de las estrategias para los siguientes años, ya sea con horizonte 2030 o 2050, tiene que ver con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en todas las actividades del país. Incluso se ha manifestado el compromiso presidencial de carbono neutralidad al 2050.

Hasta el momento la construcción, y en particular la edificación, no ha sido objeto de grandes compromisos, fundamentalmente porque no tenemos información detallada del impacto que provoca nuestra actividad en términos de emisiones, tanto en la etapa de operación como en la etapa de producción de materiales necesarios para ejecutar la obra. Hasta el momento, el impacto se incluye en el gran agregado de las categorías “energía” (operación de los edificios), que se aborda desde la generación, o “industria” que incorpora la producción de materiales y todo tipo de elementos.

El primer desafío es hacer visible el impacto de la construcción en el país, generando la información que permita orientar políticas públicas en nuestra industria.cambio climatico int

En este sentido, iniciativas que puedan cuantificar las emisiones de los materiales de construcción como la de generar una calculadora de huella de carbono para la construcción, liderada por Ministerio de Vivienda y Urbanismo y que cuenta con la participación del Instituto de la Construcción y muchos de sus socios, o herramientas que aporten con la cuantificación de las emisiones durante la operación como son la Calificación Energética de Viviendas o la Certificación de Edificio Sustentable para edificación no residencial, permiten aportar de manera significativa a este objetivo.

La próxima actualización de la metodología técnica de CES, que hemos llamado CES 1.1, permitirá determinar el aporte de un edificio en reducción de gases de efecto invernadero durante la operación, y de este modo contribuir en el dimensionamiento del aporte de las edificaciones, e incorporarla en la actualización de la NDC de Chile que se presentará en esta COP.

Estamos ante una gran oportunidad de generar un tremendo impulso en las políticas públicas relacionadas con la sustentabilidad en la construcción, gracias a la aceleración y visibilidad que ha entregado la organización de la COP25, tenemos que transformarla en acciones concretas que permitan una mejora sustancial en la incorporación de la sustentabilidad en la construcción.